16 agosto 2007

¡Menuda filosofía la tuya!


Todo lo llevas a la reflexión positiva.

¿Por haber madurado privada del mimo materno, elemental de cualquier criatura?

¿Porque eres un ser único?

¿Porque tu concepto de amor parte de fuera hacia dentro?

¡Caray con la niña del callejón!, el del chinito.

Quizás lo hayas visto todo antes de llegar aquí, a este lugar de todos y de nadie. Porque, tú sabes que no hay que llegar allá, todo está más cerca, tan cerca.

La neurona, aunque tarde, me ha permitido comprobar, ¡por fin!, que para ti las montañas son montañas y los ríos son ríos siempre -antes, durante y después-; "cuando tengo hambre como, cuando estoy cansado duermo"

Eres lo que eres desde el principio.

Tanto ruido, tanto movimiento ¿para qué?, para saber que de tanto perseguir estar libre de odio, pude haber llegado a conseguir también estar libre de amor, ¡y eso! es, NADA.

¡Menuda filosofía la tuya!

Baldo
9. RGPI 03/2010/530

No hay comentarios: