06 septiembre 2007

¡Nunca olvides tu lado!

Se han acabado tus cadenas, las de hierro, de la dependencia, de la voluntad, de los suspiros, ¡fuera cadenas! y con ellas fuera las penas.

Se han acabado tus ataduras, de nadie eres ya cautiva. Piensate libre porque libre eres, derrocha entusiasmo, contagia a todos, ejerce tu libertad. Vivete, vive todo y a todos. Sigue, camina firme.

Piensame como en un recuerdo. Recordando no olvides que tu eres primero, porque yo te lo pido y así lo quiero. Recordando no olvides tu capacidad, tu fortaleza y sosiego porque esa fuerza tú misma eres.

Háblate claro. Hablando reafirma tus sentimientos como vienen. Hablando dí si quieres o no quieres, porque el poder tu eres.

Vuela como las mariposas que has liberado. Volando vigila el suelo, el cielo, el frente y tu lado. ¡Nunca olvides tu lado!

Tus besos en la oscuridad, entre árboles y sobre el resplandor urbano. No ha habido café. En el regreso un abandonado can, en su boca portaba un pan, altivo con ojos pillos y saltones apurando sus pasos para darle cuenta, a saber cuando otro habrá.

¡Por ti, un brindis..., por tu libertad!

Baldo
25. RGPI 03/2010/530

No hay comentarios: