07 septiembre 2007

Hasta siempre amor-amiga, nunca te podré olvidar

Ni toda la tristeza, ni las dificultades, ni vuestra ausencia ¡mis seres queridos! nada, hará que deje de luchar. Mientras me quede aliento, volveré a levantarme, así caiga una, dos, tres, todas las veces.

Si has entrado en mi vida, vete si quieres, no tienes que disimular. Aquí tengo un archivo que no te puedes llevar. El recuerdo simple, es una manera de olvidar. El recuerdo con memoria es no perderte jamás.

Perder el contacto, duele, es una caída de la que toca levantar. Cuando se dice te quiero, es mantener la distancia que respeta a cada cual en su libertad. Cuando se tiene amistad, se alcanza un reto, es como prolongarse uno en un similar. Si quieres y amas a una amiga ¿cómo lo hay que llamar?

Si has decidido volar, hazlo muy alto. Está bien que marques tu distancia pero, si es así, te pido no mires hacia atrás. Aquí nos toca levantarnos sin dejar de luchar.

Hasta siempre amor-amiga, nunca te podré olvidar.


Baldo
27. RGPI 03/2010/530

No hay comentarios: