07 septiembre 2007

Estabas y estás

Era de esperar..., también yo esperaba que dijeras eso. Me he atrevido a preguntarte si estabas porque he sido yo el que desapareció de pronto sin avisar, pero tu paciencia y tu silencio me causan cierto desconcierto, ya lo sabes.

Hace un calor tremendo, el verano no nos quiere dejar con mal sabor de boca, da gusto pasear por lugares frescos, sobretodo por las noches. En parte la gente quiere tomar de nuevo el ritmo, pero el buen tiempo retrasa la decisión, momentito que queda libre se aprovecha para un remojo en la playa o, para sentarse a charlar bajo un árbol, con nevera incorporada y algo para merendar o incluso para cenar, ¡u mm...!. ¡Que buena!, una ensalada completa, un porrón con cerveza y queso; eso para empezar, después ya entrada la noche una frutita y a seguir charlando que lo que hace falta es hablar... Alguno y alguna se que nos van a copiar. De eso se trata, de comunicar. Se me olvidaba la música, que también se puede llevar. Vamos, todo un picnic en la tarde ya larga, cuando la noche está para entrar... Y que decir de tortillas, sándwiches, chorizo, jamoncito, unos zanquitos de pollo, pimientitos, huevos duros, fruta fresca... todo listo para picar y, por que no para pecar. ¡Lo tendremos que probar!

A Loli se le ha escapado el gatito, menudo disgusto tendrán, tiene tantos mimos que lo estará pasando muy mal. Dicen en la protectora que ayer encontraron uno, en breve se sabrá si es el dichoso mordisquitos, así le han dado en llamar. Es tan tranquilo que se va con cualquiera, a mi me da que él no sabe que es un gato, no sabe ni maullar. Le costó entrar en casa, todos eran inconvenientes, pero ahora el felino es principal.

Este mes habrá cambios y después de tanto tiempo, a ver que va a pasar.

Estoy contento, pues he comprobado que estabas y que estás.

Baldo
28. RGPI 03/2010/530

No hay comentarios: